Pasión por los libros

Escrito por Horacio Cano Camacho

En días recientes se ha desatado una controversia en redes sociales acerca de cuántos libros es “sano tener” en casa… El asunto inició por los comentarios de Marie Kondo, una youtuber japonesa al parecer muy exitosa y que se dedica a “dar consejos” sobre como tener ordenada la casa. Esta persona recomendó a sus seguidores que lo adecuado es tener en casa no más de 30 libros y el resto desecharlos…

Creo que tal persona encontró su modo de vida explotando a ese tipo de gente que de manera compulsiva ordena, limpia y recoge todo en su casa y ahora le tocó el turno a los libros ¿Cuántos libros debe haber en nuestra biblioteca?¿Existe alguna manera de “medir” o determinar cuánto ejemplares es sano tener?¿con qué bases se juzga no recomendable o insano tener más de 30?¿por qué no 27, 35, 38?

La propuesta resulta un tanto boba, y creo que hay algo psicopático en deshacerse de lo que no te es inmediatamente útil sin atender a otros criterios que el mero “orden”. Para quienes nos gusta leer, una biblioteca personal es mucho más que una acumulación de libros leidos y es, en muchos sentidos un proyecto de futuro.

Los libros tienen su momento y leer no es un proceso mecánico, como de contador público, en donde cada libro que entra, debe salir en un tiempo fijo, a riesgo de pagar una penalización por incumplimiento. Yo tengo algunos libros que intenté leer, una, dos, diez veces y no pude pasar de la primera página, hasta que encontraron su momento y se han convertido en algo entrañable para mí. Hay otros que leí de un tirón, en el momento que llegaron a casa, para luego olvidarlos y la evidencia de que los leí es que estan en algun librero o en algún  montón…

En fin, que a mi me gustan los libros y estoy orgulloso de mi biblioteca, que es la antitesis de la tal Marie Kondo. Para celebrar al libro, y encanijar a Kondo y sus secuaces, les recomiendo ahora tres libros sobre… libros.

La editorial Malpaso tiene en su cátologo varios títulos que le hacen un gran homenaje a este objeto. Vamos a comenzar por “Los primeros editores” de Alessandro Marzo Magno, un historiador veneciano, especializado en la historia de nuestro héroe-objeto (Malpaso ediciones, 2017. Barcelona, ISBN 9788417081089). Los primeros editores es un ensayo apasionante, tanto para los enamorados de los libros como para los viajeros. Es una descripción preciosa del como inició la edición profesional, la comercialización, las primeras librerías y todo situado en el contexto histórico y un viaje emocionante a la ciudad de Venecia.

A pesar de ser un ensayo histórico, este texto es fascinante, está contado con un estilo muy ligero, casi de novela. Nos cuenta sobre el primer tratado ilustrado de arquitectura, el primer libro pornográfico, los primeros tratados de cocina, medicina, arte militar, cosmética y los libros de mapas que permitieron que el mundo conociera los descubrimientos de nuevas tierras. Nos cuenta la historia del libro de una manera épica, cual personaje de una gran aventura.

El siguiente libro es “Cosas raras que se oyen en las librerías” de Jen Campbell (Malpaso ediciones, 2015. Barcelona, ISBN 97884159965), un libro delicioso basado en anécdotas, historias pintorezcas y sorprendentes que se escuchan en las librerías:

  • Cliente: Leí un libro en los años setenta. No recuerdo el nombre, ni el autor, pero la cubierta era verde y me reí mucho. ¿Lo tienen?
  • Cliente: ¿Tienen el libro…? ¡Vaya, he olvidado el título! Trata de unos tipos con pies enormes y peludos.
  • Librero: ¿Habla de El Hobbit?¿El Señor de los anillos?
  • Cliente: No, era… Tras la pista del Yeti, creo.
  • Cliente: ¿Tienen libros con este tono de verde? Quiero que haga juego con el papel para regalo que compré

Todos nosotros hemos escuchado este tipo de historias, o incluso hemos sido parte de ellas. Alguna ocasión fui a una librería de Morelia a buscar un ensayo crítico de Naief Yehya sobre el impacto de Internet en la sexualidad y que analiza sus íconos, lenguaje, fórmulas, mitos, su poder transgresor y su impacto en la tecnología, la cultura y la sociedad. Yehya realiza en este libro una revisión de películas, libros y páginas de internet para explicar la relación entre sexualidad, pornografía y consumo de sexo. En realidad es un trabajo muy serio, pero… Cuando le dije el título al chico de la librería, volteó para todos lados  y bajando la voz me dijo: …aquí no vendemos de esos libros.

En fin, el tercer libro es la crónica de una aventura libresca, de una epopeya para salvar unos libros. Se trata de “Los contrabandistas de libros” de Joshua Hammer (Malpaso ediciones, 2017. Barcelona, ISBN 9788417081010). Este libro nos narra el rescate de miles de manuscritos antiguos en Mali, cuando Al Qaeda toma el poder y se dispone a destruir todo vestigio de la cultura que no cumpla con la ortodoxia musulmana (de ciertas corrientes). Se narra la odisea de Abdel Kader Haidara para sacar del país 300,000 manuscritos  en una misión que involucra la arqueología con lo guerrillero y la novela de aventuras. Un acto de heroísmo frente al terror religioso que seguro les encantará si aman los libros y desean vacunarse contra el terrorismo de Marie Kondo.

La idea con estas recomendaciones es mostrar que los libros son mucho más que objetos acumulados en un estante. Que cada ejemplar guarda una historia particular y tienen una relación con nosotros que involucra el tiempo, el espacio, los apegos, nuestra memoria. 30 libros son pocos o muchos según la experiencia de cada quien, pero es seguro que meterlos en el corset del orden solo refleja nuestra relación insana con nuestra propia historia… 

 

Horacio Cano Camacho, Profesor Investigador del Centro Multidisciplinario de Estudios en Biotecnología y Jefe del Departamento de Comunicación de la Ciencia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault