Manglares en peligro: Ni su belleza los salva

Escrito por Norma Onchi Ramuco y Rafael Hernández-Guzmán

Si tuviéramos la oportunidad de preguntarte

si conoces los manglares y su importancia,

¿qué contestarías?

 

Para don Julián, el día comienza antes de que se vean los primeros rayos de sol, toma un café y se dirige hacia los manglares. En el trayecto se encuentra con algunos conocidos, se saludan sin mucho entusiasmo y siguen su camino. Al llegar al manglar, don Julián prepara lo necesario para comenzar a pescar, es una labor que ha hecho desde que tiene memoria. Mientras se desplaza en su lancha, se pueden observar las llamativas raíces de los mangles, que sobresalen orgullosas al borde de la laguna. Estas raíces, además de ayudar a los mangles a fijarse y sostenerse en los suelos pantanosos, cumplen la función de atrapar el sedimento y estabilizar el perfil costero, al formar impenetrables barreras en las que se refugian peces y se adhieren y viven moluscos.

Para medio día comienzan a aparecer las nubes en el cielo y hace un poco de viento. A pesar de su cara cansada y quemada por el sol, no es algo que le preocupe mucho, pues en otras ocasiones, ha tenido que trabajar bajo estas condiciones. Lo que aún no sabe, es que esta vez será diferente.

Su esposa, doña Martina, mira la televisión. En el noticiero de la 1:00 p. m. se hace un llamado a la gente que vive en la zona costera del noroeste de México, una tormenta toma cada vez más fuerza formando el huracán Kenna que se dirige a la costa de los estados de Nayarit y Sinaloa. Hacen algunas recomendaciones a la población y adelantan una posible evacuación para quienes viven en las zonas más vulnerables. Doña Martina se preocupa un poco, pero continúa con las labores domésticas. Más tarde, sale a la calle y se da cuenta que varios vecinos están tomando precauciones, algunos se dirigen a Tepic, un lugar alejado de la costa, donde han preparado albergues para la ocasión. Su esposo llega del trabajo, sus hijos de la escuela, y mientras están alrededor de la mesa, platican lo sucedido. Para entonces, ha comenzado a llover, pero don Julián no cree que pueda suceder algo malo: «En 50 años que he vivido aquí, nunca ha pasado nada». La lluvia y el viento son cada vez más fuertes. Ya fue imposible salir.

 

Manglares, ¿cómo protegen la costa?

Mientras tanto, los manglares que diariamente vigilan la costa, comienzan la gran batalla para impedir que la catástrofe que se avecina sea aún mayor. Estos ecosistemas costeros se caracterizan por poseer una enorme belleza natural y albergar una gran cantidad de fauna silvestre, algunas de ellas de importancia económica como algunos peces y los camarones. Son el hábitat de aves migratorias y endémicas, crustáceos, moluscos y reptiles. Son valiosos porque mejoran la biomasa de especies de arrecife de coral y ayudan a la filtración de contaminantes.

La tormenta y el viento amenazan cada vez más. La corriente se lleva todo lo que encuentra a su paso, don Julián y doña Martina temen por la seguridad de su familia; las pocas pertenencias que tienen en la casa se pierden entre el agua.

Hoy los manglares dejaron de ser esos sitios tan encantadores y majestuosos, para convertirse en guerreros que intentan disminuir el impacto de la marea producida por el huracán. Los mangles no pueden lucir las amplias y delicadas hojas, pero el alto y frondoso dosel de los árboles, le hace frente a la tormenta. Intentan disminuir la fuerza del viento formando una barrera contra ese monstruo que furioso desencadena vientos de hasta 270 kilómetros por hora. En el pueblo no hay electricidad, algunas familias lo han perdido todo, se observan cultivos destruidos y se habla de personas fallecidas. A pesar del esfuerzo, los mangles no han salido ilesos, Kenna ha causado una enorme defoliación y, lamentablemente, algunos individuos de árboles no lograron permanecer de pie.

 

¿Cuáles son los problemas que enfrentan?

Este evento natural ha traído consigo la oportunidad que esperaban los manglares, ya que por décadas han sido desplazados por la expansión de sitios para la agricultura y para las zonas urbanizadas donde las aguas residuales los sitúan en riesgo, reducen su extensión, y con ello, la posibilidad de cumplir con las funciones ecológicas a las que están destinados. México ha presentado una importante deforestación de manglares, siendo uno de los países con mayor deforestación en toda América, con una pérdida de 100 kilómetros cuadrados por año. A pesar de los beneficios ecológicos que aportan, son uno de los ecosistemas más amenazados.

Fotografía: Rafael Hernández Guzmán

La construcción de granjas camaronícolas es otro de los problemas ambientales que presentan. Esta actividad comenzó a desarrollarse en el noroeste del país desde hace casi cuatro décadas y ha ido en aumento. Aunque es una fuente de ingresos económicos, ha traído consecuencias. Tal vez una de las más importantes es la modificación de patrones hidrológicos y ciclo de nutrientes que ha afectado principalmente a los manglares y marismas. En el año 2010 se estimaron 80 000 hectáreas de estanques y la apertura de canales para esta actividad, que es uno de los factores de perturbación para el bosque de mangle.

Fotografía: Rafael Hernández Guzmán

¿Qué podemos hacer para conservar los manglares?

A su paso, el huracán dejó grandes afectaciones, al pueblo comienzan a llegar camiones de los cuales descienden numerosas personas con uniforme dispuestas a ayudar. En el estado de Sinaloa, un grupo de expertos evalúa los daños, utilizando herramientas tecnológicas, en sus computadoras se les observa trabajar arduamente. Mediante imágenes satelitales y utilizando técnicas de percepción remota como la principal herramienta de trabajo, comienzan a obtener información de las afectaciones del huracán en las zonas naturales. Algunos miembros del equipo de trabajo salen a verificar las zonas de desastre. Después de varios días de trabajo, el resultado sugiere que las zonas más afectadas son aquellas donde los manglares han sido talados.

Desde entonces se realizan diferentes actividades encaminadas a brinda información sobre la importancia de estos ecosistemas costeros. Se han generado trabajos que intentan mitigar el deterioro al que están expuestos y donde colaboran investigadores de diferentes universidades, centros de investigación, organizaciones civiles y autoridades gubernamentales. Don Julián y su familia han asistido a varias pláticas, en las cuales aprendieron a valorar el recurso natural que tienen cerca del pueblo, y también, a saber cómo actuar ante estos eventos naturales.

Aunque todavía falta mucho por hacer, los proyectos de trabajo se están enfocando en planes de manejo que garanticen la sustentabilidad de los servicios ambientales que brindan los manglares.

 

«En la vida de los manglares está también

cifrada la vida de las costas mexicanas» 

 

 

Berlanga-Robles C.A. y Ruiz-Luna A. (2007). «Análisis de las tendencias de cambio del bosque de Mangle del sistema lagunar Teacapán-agua brava, México. Una aproximación con el uso de imágenes de satélite Landsat». Universidad y Ciencia, 23(1):29-46.

https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=15423104

 

Ezcurra E., Aburto O. y Rosenzweig L. (2009). «Los riñones del mundo: ¿por qué debemos proteger los manglares de México?». Investigación Ambiental, 1(2):202-206.

http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones2/gacetas/627/rinones.pdf

 

CONABIO. (2015, 21 de abril). De las costas a los paladares: Manglares [Video].

https://www.youtube.com/watch?v=m6oIRp8s0wE

 

M.C. Norma Leticia Onchi Ramuco, Maestra en Ciencias en Ecología Integrativa por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Como estudiante del Programa de Maestría se enfocó en la descripción y clasificación de suelos forestales a nivel de cuenca en el Estado de Michoacán. Actualmente colabora en proyectos sobre el estudio de suelos en ecosistemas de manglar, considerados como los grandes depósitos de carbono.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Dr. Rafael Hernández Guzmán, Catedrático CONACyT (Doctor en ciencias por la UNAM), en el Instituto de Investigaciones sobre los Recursos Naturales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Especialista en aplicaciones de Percepción Remota (PR) y Sistemas de Información Geográfica (SIG) en el área de Hidrología. Actualmente desarrolla proyectos sobre la caracterización de manglares, así como la generación de modelos de altura de dosel tanto en ecosistemas de manglar como en selva seca. Su investigación se enfoca en la integración de productos espacio-temporales derivados de datos de satélite; estudios de la dinámica regional de los cambios en la cobertura y uso del terreno y la biodiversidad

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern