Las mil y una formas de las hojas de los encinos

Escrito por Reyna Maya García y Pablo Cuevas Reyes

Si has tenido la oportunidad de pasear por un bosque, te habrás dado cuenta de las diferentes formas de hojas que tienen los árboles y en especial los encinos (Quercus spp.). Seguramente te has preguntado a qué se debe esa gran diversidad  que a simple vista se observa, encontrándonos con un abanico morfológico impresionante de formas, puedes ver  hojas anchas, delgadas, lobuladas,  palmeadas, chicas o muy grandes.

Si tomamos en cuenta que nuestro país cuenta con alrededor de 161 especies de estos árboles y arbustos, y es, además un importante centro de diversificación, se entiende porque es uno de los grupos de plantas donde mejor se puede observar la variabilidad de las formas de sus hojas.

 

Los encinos producen oxígeno, capturan bióxido de carbono, producen suelo y reducen la erosión del mismo, regulan la temperatura atmosférica y permiten la recarga de agua en el suelo. A este tipo de funciones ecológicas se les conoce como “servicios ambientales”, y de acuerdo al tipo de ambiente donde se establecen las diferentes especies, pueden observarse  varias formas en las hojas, como lo mencionan algunos especialistas: esto se debe a la ubicación geográfica dónde se desarrollan estos árboles, lo que implica cambios de temperatura, altitud, disponibilidad de agua e intensidad luminosa, en algunos otros estudios se identificaron como posibles factores de la variación las zonas geográficas o ambientes muy parecidos, a que el período de floración está muy sincronizado y además muestra similitud genética o a  condiciones que favorece que se polinicen con especies muy parecidas.

 

Formas de las hojas asociadas a factores ambientales

Los bosques de encino junto con los de pinos, son muy comunes en nuestro país, constituyen la mayor parte de la cubierta vegetal de áreas de clima templado y semi-húmedo. Aunque no están limitados a este tipo de climas, pues también se encuentran en regiones de clima cálido.

El aspecto que presentan algunos encinares está influenciado por el tamaño de la hoja:

Los bosques de encino que habitan en áreas más secas presentan comúnmente hojas chicas presentes en lugares donde la cantidad de lluvia es escasa y la temperatura es alta, otra característica importante con significado ecológico es el grosor y la rigidez, rasgos que generalmente se relacionan con los factores ambientales.

También la mayoría de las especies encinos mexicanos presentan hojas gruesas y duras. Estas características posiblemente sean indicadoras de una posible adaptación a factores ambientales contrastantes y desempeñan un papel importante en la resistencia a la sequía, que puede afectar seriamente el desempeño y supervivencia de las plantas durante largos períodos de tiempo.

Otra característica importante es que la superficie de la hoja puede estar cubierta de pelos o pubescencia, carácter importante cuya función es evitar el sobrecalentamiento de la hoja y reducir en lo mínimo pérdida de agua por evapotranspiración.  Por lo regular este tipo de hojas se encuentra en tipos de vegetación como pueden ser selvas bajas caducifolias o bosques de encino, localizados en lugares de baja altitud.

Las hojas lobuladas están asociadas por lo regular a sitios con lugares donde el agua es más abundante y la temperatura no es tan elevada, este tipo de hojas, dependiendo de la ubicación que tengan en el árbol, es la eficiencia en la disposición de la radiación solar. Esto permite que las hojas localizadas en la parte inferior o interna, captan mejor la luz solar.

Las hojas pequeñas y gruesas, por lo regular son características de encinos que se encuentran en zonas altas, con temperatura y precipitación abundante, como son bosques de pino- encino y bosque mesófilo de montaña.

 

¿Por qué la variabilidad de las formas de las hojas de los encinos?

Recientemente, varios investigadores reconocen la gran importancia de estudiar los rasgos o características de las hojas, para explicar cómo responden estos atributos a diferentes factores ambientales y como puede influir en los cambios de la forma de la hoja, cómo se han modificado estructuras morfológicas, principalmente ante la carencia de agua y altas temperaturas.

Por ejemplo, el tamaño de la hoja suele incrementarse cuando aumenta la precipitación, fertilidad del suelo, por el contrario, decrece con el aumento de la radiación luminosa, las hojas de árboles perennes por lo regular se encuentran en zonas húmedas y tropicales. Por ejemplo, en la especie Quercus petrae, el tamaño y forma de las hojas dependen del lugar en que se encuentran en el árbol, las hojas más pequeñas y gruesas se observan en la parte superior y externa del árbol, y las más delgadas y grandes en la parte interna. Estas diferencias fueron determinantes para explicar las diferencias entre localidades y como el ambiente es determinante en la forma y desarrollo de las hojas.

 

Importancia de estudiar encinos

Por mucho tiempo, los encinos fueron un grupo de árboles olvidado y no fue hasta la década de los 80’s cuando nuevamente se retomó este género y se convirtió en un foco de atención de muchos investigadores, principalmente por la importancia ecológica. Son uno de los principales árboles formadores de suelo, son utilizados para leña, en algunas especies su aprovechamiento es maderable y son altamente aprovechados en la peletería por la gran cantidad de taninos que producen.

 

«Cuando camines por un bosque de encino observa que tipo de hoja presentan y posiblemente sabrás que factores ambientales estén siendo los posibles causantes de esa variación»

 

Saber Más:

Valencia, A. S. (2004). Diversidad del género Quercus (Fagaceae) en México. Boletín de la Sociedad Botánica de México, 75:33-53. http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=57707503

Zavala-Chávez, F. (1998). Observaciones sobre la distribución de encinos en México. Polibotánica, 8:47-64. http://www.redalyc.org/pdf/621/62100805.pdf

 

M. en C. Reyna Maya García, estudiante del Programa Institucional de Doctorado en Ciencias Biológicas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

D. en C. Pablo Cuevas Reyes, profesor e investigador, ambos de la Facultad de Biología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault