AULAS MODELO

Escrito por Joel Carreño Urrutia

En estos tiempos donde la tecnología afecta todas las áreas de nuestra vida, la educación no está ajena a ello.

Hoy día contamos con una cantidad de recursos que hacen que la educación tenga que modificar los paradigmas en los que veníamos enseñando a nuestros niños, jóvenes profesionistas, como profesores.

Paradigma.- Modelo teórico que permite explicar la realidad.

Profe sembrador alumno receptivo del conocimiento. (Conductista).

El profesor como facilitador de la generación del conocimiento (cognitivo).

El nuevo modelo del profesor como un acompañante en la búsqueda de nuevo conocimiento (autoaprendizaje).

Es aquí donde el Aula Educativa, el lugar donde el alumno va buscar, comprender y producir este conocimiento rompe aún más los paradigmas.

¿Pero que requiere una aula Modelo? Encuestando sorprende que cada niveles educativos requiere diferentes tipos de materiales y entornos.

Para preescolar, los recursos son materiales para el juego, paredes seguras, con gráficos que llamen la atención e incrementen la imaginación de los temas a desarrollarse. Acceso al alumno sin restricciones.

En primaria, los recursos requeridos cambian por mayor apoyo a la exposición de la repetición, práctica y visualización de contenidos.

En secundaria y preparatoria, fue unánime la necesidad de explicaciones más fáciles y didácticas de los temas como son química, matemáticas, física, biología.

En Nivel superior los alumnos auguran más una relación maestro-alumno, de camaradería, privilegiada por la lucha de conceptos, para conocer las tesis existentes, generar la antítesis de ideas y para dar paso a la síntesis de nuevos conocimientos.

¿El aula modelo existe? No. SE CREA, en base al grupo y sus necesidades e intereses.

Para ello tenemos una serie de propuestas interesantes que atañen nuestra sección de tecnología.

En primer lugar el acomodo del aula y los alumnos:

La mesa del rey Arturo, de esta manera todos los alumnos se ven entre ellos y se escuchan, la atención se mantiene en general contra el acomodo de salón regular, donde unos están detrás y otros delante del maestro o área donde está el tema.

Ya los más extremos incluso agregan cambios como tipo asientos tipo PUF, sillones cómodos con cojines, entre otros.

Segundo lugar donde exponer los conocimientos: el pizarrón.

En esto la tecnología se pinta sola, ya que tenemos pizarrones electrónicos con pantallas gigantes touch para trabajo en el aula e impresión de los contenidos.

Pizarrones interactivos que requieren la mezcla de un pizarrón, un cpu, proyector y equipo de interacción con sensores que funcionan como plumones y borrador simulando los reales.

Con los pizarrones electrónicos se ofrecen videoconferencias que permiten que otros niños en otro salón, estando incluso en otra parte del mundo interactúen y compitan con otros.

Existen aulas con instalaciones tan increíbles como son con sistemas surround de 8.1 canales. Que dan un sonido envolvente excelente para presentaciones como viajando a la selva o escuchando el océano.

Éstas pueden apoyarnos a tener una enseñanza a través de rompecabezas, juegos interactivos, luces y sonido. Excelentes para niños.

Y lo más importante que exponer: ilimitado.

Los recursos aquí se amplían desde la simple búsqueda en libros, internet y en recursos, actualmente se apuesta a un nuevo recurso, la propia generación de los alumnos de conocimiento que permitan que ellos mismos formen una biblioteca, tomando desde sus propias tabletas, celulares y haciendo preguntas con respuestas para que tanto los antiguos como nuevos alumnos se enriquezcan del conocimiento de pares, en la misma escuela, internet, las redes sociales, como cursos interactivos masivos, MOOCS.

 

Con equipos preparados con software de realidad aumentada podemos hacer experimentos en la misma aula de clase y donde los alumnos son los maestros entre ellos del uso y armado del proyecto.

Acceder al conocimiento nunca ha sido tan fácil.

0
0
0
s2sdefault