Espanta a la pimienta

Escrito por Tennessee Guadarrama Morales/ Estudiante de la Licenciatura en Biotecnología, UMSNH

El agua es uno de los recursos más comunes que utilizamos todos los días y entre muchas de sus propiedades, experimentaremos con una muy interesante que no somos capaces de observar a simple vista.

¿Qué necesitas?

  • 1 plato hondo, de preferencia blanco
  • Agua
  • Pimienta negra en polvo
  • Jabón líquido

Procedimiento:

  1. Llena el plato con suficiente agua sin que se derrame.
  2. Esparce suficiente pimienta sobre el agua para que quede una capa lo más uniforme posible de ésta.
  3. Introduce tu dedo en el agua. Observarás que la pimienta se queda en el mismo lugar, aunque lo intentes varias veces.
  4. Ahora frota un poco de jabón líquido en tu dedo.

¡La pimienta huye de ti!

¿Por qué pasa esto?
El agua al ser líquida tiene una propiedad que se conoce como tensión superficial, la cual es una especie de capa “invisible” que se genera cuando muchas moléculas de agua están unidas fuertemente; por esto la pimienta flota sobre ella. Pero al momento de introducir tu dedo con jabón, esta capa se rompe y la pimienta se irá hacia los extremos donde aún no tengan jabón y la tensión superficial aún sea fuerte.

0
0
0
s2sdefault