UN SISTEMA SOLAR SIMILAR AL NUESTRO

Escrito por Redacción

Este 22 de febrero, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (por sus siglas en inglés, NASA) anunció la existencia de un sistema solar formado por siete planetas rocosos de tamaño similar al de la Tierra, en la constelación de Acuario. Debido a que se encuentran fuera de nuestro sistema solar, estos planetas son científicamente conocidos como exoplanetas.

Esto es el resultado de diversas investigaciones, publicado recientemente en la revista “Nature” por Michael Gillon, principal autor del artículo e investigador líder del proyecto TRAPPIST desarrollado en la Universidad de Lieja, Bélgica (Nature,542:456-460.doi:10.1038/nature21360). Las observaciones realizadas con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, confirman que se ha encontrado el primer sistema de siete planetas del tamaño de la tierra que giran alrededor de una estrella o sol cálido llamado Trappist-1. Tres de estos planetas están firmemente ubicados en una zona considerable habitable, algunos de ellos podrían tener agua líquida, punto importante para considerar que haya vida como la conocemos.

El descubrimiento establece un nuevo récord para el mayor número de planetas de una zona habitable alrededor de una sola estrella, fuera de nuestro sistema solar. Este sistema está a unos 40 años luz (235 trillones de millas) de la tierra, lo que significa que si viajáramos en una nave a la velocidad de luz, el viaje duraría casi los 40 años. Sin embargo, ha sido considerado que relativamente está cerca de nosotros.

Este sistema de siete exoplanetas fue nombrado TRAPPIST-1, por las siglas en inglés de “The Transiting Planets and Planetesimals Small Telescop”, desde mayo de 2016 en Chile, cuando científicos utilizando este sistema de telescopios, descubrieron tres planetas en ese sistema. Con la ayuda de varios telescopios terrestres, incluyendo el “Very Large Telescope” del Observatorio del sur de Europa, con el Telescopio Spitzer se confirmó la existencia de dos de estos planetas y descubrió los otros cinco.

A diferencia de nuestro sol, Trappist-1 es una estrella clasificada como enana ultrafría, características que hacen suponer que los planetas que la orbitan puedan contener agua. El tamaño de los siete exoplanetas fue calculado usando los datos del Telescopio Spitzer y han calculado la masa estimada de al menos seis de ellos, lo que les ha permitido estimar también la densidad de cada uno de ellos. Estos últimos datos sugieren que son de naturaleza rocosa y además confirman la probabilidad de contener agua.

Este sistema es considerado uno de los mejores para estudiar las atmósferas de sus planetas potencialmente habitables y del tamaño de la tierra. Es por eso, que se han iniciado estudios con el Telescopio Espacial Hubble, con fines de realizar la proyección de cuatro de los planetas, entre ellos los tres dentro de la zona habitable.

Los telescopios Spitzer, Hubble y Kepler ayudarán a los astrónomos a continuar con sus investigaciones relacionados a Trappist-1, así como con el Telescopio Espacial James que será lanzado en el 2018. Este telescopio será capaz de detectar las huellas químicas de agua, metano, oxígeno, ozono y otros componentes de la atmósfera de estos planetas. También analizará las temperaturas y presiones de superficie de los planetas, factores clave para determinar si estos son habitables.

 

https://www.nasa.gov/spitzer

https://exoplanets.nasa.gov/trappist1

0
0
0
s2sdefault