BIOSENSOR QUE MIDE A TRAVÉS DE LA PIEL

Escrito por Redacción

Estudiantes mexicanos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) han desarrollado un prototipo de biosensor de glucosa, instalado en una pulsera que mantiene contacto con la parte interna del brazo de quien la porta. Mediante un método químico sin daño en la piel, se extrae la glucosa y se aplica a tres electrodos ubicados en el mismo dispositivo. La pulsera realiza una medición química muy exacta, con un margen de error de ± 10 decilitros, el mismo que tienen los métodos tradicionales. A través de una aplicación para teléfonos inteligentes se conoce el resultado de la medición. La pulsera mide, almacena los datos y los despliega en la aplicación. Además, es posible programar las mediciones, mantener un control y compartir el historial con médicos y familiares.

Los estudiantes de la Maestría en Nanociencias del CICESE, Iván Peralta Mendoza, David Shimomoto Sánchez y José Antonio Tejeda Rodríguez, trabajaron para desarrollar la idea innovadora desde los campos de las ingenierías en nanotecnología y electrónica, diseñando este prototipo de biosensor de glucosa, un método no invasivo, que mide en la piel, el nivel de glucosa presente en la sangre.

Los electrodos que están debajo de la muñeca, son los encargados de extraer la glucosa de la piel a través de flujos electroosmóticos, es decir, aplicando una pequeña corriente eléctrica. Durante un lapso de tres minutos y sin que el paciente experimente dolor, el dispositivo comienza la extracción de glucosa para después analizarla químicamente y arrojar los resultados a través de la pantalla de la pulsera. Cabe señalar que el proceso puede lograrse ya que los niveles de azúcar contenidos en la piel son los mismos que los de la sangre.

El proyecto ha sido calificado como el más factible del presente año, por lo que son los ganadores del Premio Santander a la Innovación Empresarial 2016.

Los materiales utilizados para la fabricación del dispositivo son de origen mexicano, ya que los electrodos fueron creados en Ensenada, Baja California. Los estudiantes fueron asesorados por los doctores, Joseph Wang de la Universidad de California San Diego, Víctor Julián García Gradilla y Oscar Edel Contreras López del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la UNAM.

Durante 2015, la Federación Nacional de Diabetes cuantificó 11 millones de mexicanos que padecen la enfermedad, y estima que este problema de salud incremente en 300 mil casos por año. Este prototipo presenta la ventaja de un monitoreo constante de los niveles de glucosa en sangre, evitando utilizar los métodos tradicionales invasivos al cuerpo por lo menos 5 veces al día, disminuyendo los costos de las mediciones diarias.

 

Fuente: Stephannie Lozano. http://todos.cicese.mx/sitio/noticia.php?n=816#.WHnPZvl97IU

0
0
0
s2sdefault