EN LA UMSNH SE CREA UNA PLANTA PILOTO PARA PRODUCIR BIOCOMBUSTIBLE NO CONTAMINANTE PARA AUTOMÓVILES

Escrito por Redacción

Con el propósito de reducir la contaminación provocada por los combustibles tradicionales para automóviles, un grupo de científicos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), del Instituto Tecnológico de Celaya y la Universidad de Guanajuato, desde hace tres años iniciaron un proyecto con el financiamiento de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el seguimiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), para desarrollar una planta piloto para la producción de etanol a partir del aprovechamiento integral del jugo y biomasa sólida del agave tequilero, considerado un desecho.

El investigador Dr. Agustín Jaime Castro Montoya, adscrito al Posgrado de Ingeniería Química de la UMSNH, es el responsable técnico de esta planta piloto, en la que se producirá un bioetanol utilizable para combustible alternativo a la gasolina en vehículos automotores. Éste tiene la ventaja de ser un producto a base de un desecho y no de un derivado de alimentos, como es el caso del bioetanol obtenido de la caña de azúcar y del maíz.

Esta planta piloto ha sido instalada en la Facultad de Ingeniería Química y está constituida por diferentes equipos: transportador y molino de cuchillas, separador mecánico, reactor de pretratamiento e hidrólisis, fermentador y columna de destilación, caldera, compresor de aire, tablero de control, tanques de almacenamiento y bombas. El proceso consiste en obtener el bioetanol de un material celulósico, que a base de una hidrólisis (ruptura de la matriz celulósica hacia azúcares), fermentación (transformación de azúcar a alcohol) y de separación, es posible la obtención de alcohol puro.

La investigación se encuentra a nivel piloto, ya que aún quedan algunos puntos por resolver antes de iniciar una producción a nivel industrial, como lo es el uso de una enzima reactiva para su fabricación, que hoy se importa, lo cual encarece el costo final.

El bioetanol obtenido ha sido probado en un automóvil con éxito y sin daño alguno para el vehículo. Es considerado muy interesarse para el sector empresarial, ya que su precio podría oscilar en los 10 pesos por litro. Pero, además, este tipo de productos, contribuyen enormemente a mitigar los efectos del cambio climático, lo cual es un rubro prioritario para el gobierno mexicano.

0
0
0
s2smodern