INVESTIGADORAS NICOLAITAS OBTIENEN PREMIO DE ORGANISMO INTERNACIONAL

Escrito por Redacción

Un proyecto en materia bioalimentaria que es desarrollado en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, gana el premio OMICS Internacional Conferenceseries.com. La investigadora Ma. Guadalupe Garnica Romo de la Facultad de Ingeniería Civil, especialista en Ingeniería de Materiales, quien participa en los programas institucionales de Maestría y Doctorado en Ciencias Biológicas y en Ingeniería Física, es la responsable de este proyecto, quien dirige la investigación realizada como tesis de doctorado por la estudiante Mariana Romero Arcos, adscrita en el Programa Institucional de Doctorado en Ciencias, en la opción de Biotecnología Alimentaria de la Facultad de Químico Farmacobiología.

OMICS Group, otorga el premio OMICS International en apoyos para la impartición de conferencias y para la publicación de artículos científicos en revistas internacionales. Es una empresa pionera y líder científica, que publica alrededor de 300 Revistas de Acceso Abierto y organiza anualmente alrededor de 100 Conferencias Científicas alrededor del mundo, con la ayuda de varias asociaciones científicas y 20,000 miembros del consejo editorial. Estas Conferencias Internacionales OMICS Group son consideradas para globalizar y fomentar el conocimiento de investigación en la evolución de temas de Ciencia, Medicina y Tecnología.

El proyecto de doctorado que consiste en el diseño de un biosensor enzimático, compitió con otros 80 trabajos relacionados con la investigación en Biotecnología Alimentaria, en el mes de agosto de 2015, durante la Conferencia Internacional en Sanidad Alimentaria y Regulación de Medidas. El representante del área gubernamental de Sanidad Alimentaria de Gran Bretaña, miembro de OMICS, Arpad Ambrus, considerando los alcances que este biosensor puede tener, concedió el primer lugar a dicho proyecto.

El biosensor está basado en nanocomponentes de titanio para determinar fenoles en muestras orgánicas y es capaz de medir la cantidad de antioxidantes en un producto alimenticio procesado, sin necesidad de toma de muestra, es decir solamente con el paso sobre la línea de producción.  Este diseño de biosensor es diferente a los que ya son utilizados para detectar antioxidantes en líquidos de manera convencional, ya que no requiere de tomar muestras o estudios laboriosos de laboratorio, ni siquiera entrar en contacto físico con el líquido a estudiar, ya que se trata de un biosensor desarrollado en base a nanoestructuras y biomateriales que puede colocarse en un punto de la línea de producción y determinar el porcentaje de antioxidantes por unidad. 

Este prototipo de biosensor fue diseñado con el propósito de determinar el contenido exacto de moléculas antioxidantes basados en compuestos fenólicos, ya que aunque los antioxidantes son benéficos para la salud, éstos deben de consumirse en proporciones adecuadas, si se ingieren en grandes cantidades pueden producir daño en el organismo. Conocer las proporciones de los antioxidantes es importante para la industria de alimentos, debido a que en varios productos como las bebidas (cerveza, jugos y refrescos), es esencial que no excedan su contenido, considerado como saludable.

Actualmente, el proyecto se desarrolla con el fin de ser aplicado en la industria alimentaria, para probar sus ventajas sobre otros métodos tradicionales de medición de dichos componentes.

0
0
0
s2sdefault