¿Peces en el desierto de Chihuahua?

Escrito por Nayarit Ballesteros Nova

Cuando empecé a estudiar la riqueza de peces de agua dulce en la zona del Desierto de Chihuahua, nunca me imaginé la impresionante y fascinante historia geológica y climática de la zona. Ahora podemos ver sólo un desierto, acompañado de todas las palabras que se nos pueden ocurrir cuando pensamos en un desierto “árido”, “seco”, “calor abrasador” entre otras. Al verlo hoy en día resulta increíble pensar que hace aproximadamente 1 millón de años, el espacio que hoy conocemos como el Desierto de Chihuahua se encontraba inundado formando un gran paleolago, acompañado de un clima mayoritariamente templado.

 

El Desierto de Chihuahua

El Desierto de Chihuahua, el más grande de Norteamérica, comprende un área de extensión de 630,000 km2 compartida entre México y Estados Unidos. Está delimitado por los dos sistemas montañosos más grandes de México: la Sierra Madre Oriental y Occidental. Incluye los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí en el territorio mexicano, y en Estados Unidos los estados de Arizona, Nuevo México y Texas.

 

El Desierto de Chihuahua además de su gran área, es el segundo desierto con mayor biodiversidad en el mundo

Es la única ecorregión clasificada tanto por su importancia terrestre como acuática. En el Desierto de Chihuahua podemos encontrar más de 34 familias de peces de agua dulce, que corresponden a más del 70.8% del total de familias de peces dualceacuícolas de todo México. Muchas de ellas están en peligro de extinción, siendo los ciprínidos o carpas los más afectados, con 47 especies en peligro de desaparecer.

En este artículo les hablaré de forma amena de la historia geológica del Desierto de Chihuahua, y cómo esta historia podría explicar la evolución y riqueza actual en peces de agua dulce encontrada en esta zona.

 

Eventos que modificaron el paisaje

Volcanes y terremotos

Nuestra historia comienza hace aproximadamente 23 millones de años, la zona Norte de México experimentó violentos episodios tectónicos y magmáticos que propiciaron la formación de la Sierra Madre Occidental. La cual emergió gradualmente hasta alcanzar los 3,311 m de altura que tiene actualmente. Desde este periodo los eventos geológicos empezaron a influir en la distribución de los peces de agua dulce y en el futuro de su historia evolutiva.

 

Cambios climáticos

De forma paralela a la alta actividad volcánica y a la presencia de terremotos en Norteamérica, se gestó un cambio climático que empezó aproximadamente hace 1.7 millones de años. Este cambio brusco en las condiciones climáticas fue causado por  la introducción de humedad que entró del Pacífico por el Golfo de California: este aire húmedo chocó contra las elevaciones montañosas de la zona, creando un clima altamente lluvioso, al tiempo que la sombra de lluvia del lado este de las montañas creó un clima subárido; al enfriamiento climático global, causado por el Último Máximo Glacial, que ayudó a la formación de cuerpos de hielo que al derretirse además de erosionar el terreno, generaron cambios en el nivel del mar y contribuyeron junto con el clima monzónico a la formación de grandes paleolagos y otros cuerpos de agua.

 

¿Desierto actual= lago antiguo?

Estudios sobre la distribución de las especies de peces de agua dulce en Norteamérica, sugieren la existencia de un sistema pluvial ancestral del río Grande, formado desde hace aproximadamente 5.3 millones de años. Se cree que este sistema ancestral persistió por más de 10 millones de años y se extendió desde las tierras altas del suroeste en los Estados Unidos (meseta de Colorado, en Utah actual, Colorado y Arizona) a través del actual Desierto de Chihuahua (Nuevo México, Chihuahua, Coahuila y Durango) hasta las partes bajas del río Grande. Este sistema se habría formado por la interconexión de varios paleolagos y otras fuentes de agua, tras el aumento de las lluvias.

A finales de este periodo, empezó un cambio climático que se caracterizó por la disminución de la frecuencia de las lluvias y la humedad ambiental, dando paso a un clima mucho más seco. Cambios tectónicos unidos al reciente cambio climático, iniciaron la fragmentación del sistema ancestral del río Grande. Los ancestros de los peces actuales quedaron aislados en cuencas independientes y sujetos tal vez además de al aislamiento geográfico a procesos de expansión, evolucionando durante millones de años hasta dar como resultado las especies actuales. A través de los años, los vestigios del sistema ancestral del río Grande se siguieron fragmentando por eventos principalmente climáticos, siendo un proceso que continua hasta nuestros días.

Importancia ecológica en organismos acuáticos

El Desierto de Chihuahua tiene una gran importancia ecológica. Posee manantiales que han actuado como microecosistemas, albergando especies endémicas, esto es, especies que solo pueden ser encontradas ahí y en ningún otro lugar del planeta. La mayor parte de los peces endémicos de los manantiales del Desierto de Chihuahua son un tipo pequeño de peces llamados comúnmente “cachorritos”, algunos adaptados a vivir hasta a temperaturas de más de 43.33ºC, lo cual representa la máxima temperatura en la que habite cualquier especie de pez de agua dulce en el mundo.

Entre los lugares de mayor importancia ecológica, tenemos al sistema de pozas de Cuatro Ciénegas. Un ecosistema que quedó aislado hace millones de años, por las diversas montañas que lo rodean y donde coexisten diversas especies endémicas. Éste insólito lugar mantiene su equilibrio gracias a la presencia de estromatolitos, que son estructuras bioconstruidas por microorganismos, sirviendo como proveedoras de alimento para los peces que allí habitan, así como en el principio de la vida en la tierra.

Estudios genéticos realizados en ciprínidos o carpas de amplia distribución en el Desierto de Chihuahua, han mostrado que existe una subestimación de la riqueza de especies. Además, en otras investigaciones se ha observado una co-distribución de las nuevas especies, congruente con el nacimiento y posterior fragmentación del sistema ancestral del río Grande.

Esta gran riqueza genética y ecológica es el resultado de la intensa actividad geológica en la zona y a los cambios climáticos a los que ha estado sujeta. Al final, los ancestros de los organismos acuáticos encontraron la manera de sobrevivir a todos estos retos, brindándonos un collage ecológico y un reservorio genético de gran valor para la humanidad.

Saber más:  

WWF - World Wildlife Fund. México (s.f.). Desierto Chihuahuense. Recuperado el 14 de septiembre de 2017, de http://www.wwf.org.mx/que_hacemos/programas/desierto_chihuahuense/

Schonhuth, S., Lozano-Vilano L., Perdices A., Espinosa H. y Mayden R.L. (2015). Phylogeny, genetic diversity and phylogeography of the genus Codoma (Teleostei, Cyprinidae). Zool. Scr., 44, pp. 11–28.


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/zsc.12083/full

Lozano-Vilano, M.L., García-Ramírez M.E., Artigas Azas J.M., Maza-Benignos M., Salazar-González M. y Ruiz-Campos G. 2009. Los Peces del Río Conchos. 10.13140/2.1.2744.2242.

https://www.researchgate.net/profile/Mauricio_De_la_Maza_Benignos/publication/269819173_Los_Peces_del_Rio_Conchos/links/54979b630cf20f487d31687e/Los-Peces-del-Rio-Conchos.pdf

Nayarit Ballesteros Nova es estudiante del Programa Institucional de Doctorado en Ciencias Biológicas, Laboratorio de Biología Acuática, Facultad de Biología, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

0
0
0
s2smodern