¿CÓMO CREES QUE ERA MORELIA EN LA EDAD DE HIELO?

Escrito por María Luisa García Zepeda y Alejandro Hiram Marín Leyva

Cuando escuchamos sobre la era de hielo rápidamente nos remontamos al mundo del cine y recordamos un grupo de tres animales como Manny, un gigantesco mamut, Sid, un perezoso de tierra y Diego, un tigre dientes de sable. Por azares del destino unen sus vidas en una migración hacia el sur en busca de un lugar más confortable para vivir.

Desde luego, estos personajes son parte de una historia animada, pero que pensarías si te dijera que hace aproximadamente 20,000 años, durante el momento más frío de la última glaciación nuestro país y sobre todo la zona centro del mismo, donde se incluye Michoacán, eran el sitio de tránsito o refugio de muchas especies de grandes mamíferos que vivieron en la edad de hielo, ya que la mayoría de los lagos y cuerpos de agua que existen hoy en día, existían en ese entonces y era alrededor de ellos donde los animales se reunían, ya que la mayoría de los grandes mamíferos dependen de fuentes de agua permanentes para beber.

¿Pero cómo sabemos eso, acaso tenemos algún tipo de máquina del tiempo?

Las evidencias que nos indican cómo era el ambiente en el pasado son los fósiles (que es toda evidencia de vida del pasado que tiene más de 10,000 años) y en Michoacán tenemos un gran número de sitios con restos fósiles y la mayoría son de la edad de hielo.

Ahora sabemos que los fósiles nos aportan la evidencia, ¿pero quienes los estudian? Las personas encargadas de estudiar esa información son los Paleontólogos, que se encargan de recolectar, restaurar, analizar e interpretar a los fósiles que se encuentran enterrados en los sedimentos de más 10, 000 años de antigüedad y lograr saber cómo eran los mundos pasados.

Ahora que ya sabemos de dónde viene la información y las personas que la investigan e interpretan, entonces regresemos a un lugar en particular de Michoacán, Morelia la ciudad capital del estado y retomemos la pregunta del título ¿Cómo crees que era Morelia en la edad de hielo?

La mayoría de las personas que habitamos esta ciudad sabemos que fue fundada hace aproximadamente unos 500 años, sin embargo, los valles cercanos ya estaban habitados por pobladores nativos de esta zona, de los cuales sólo se tiene registro de algunos cientos de años, pero si les digo que los mismo valles y montañas estuvieron habitados desde hace miles de años no por humanos, pero si por criaturas de gran tamaño cuyos restos fosilizados se han encontrado en los terrenos de la actual Ciudad Universitaria, como el mamut de Columbia, un animal más grande y pesado que el actual elefante africano. También existían grandes manadas de caballos, muy similares al actual caballo salvaje que habita en Mongolia, adaptados a todo tipo de suelos, climas y con una capacidad de incluir en su dieta todo tipo de alimentos. La única especie de esa época con parientes cercanos que aún existen en nuestro país, es el bisonte: un bóvido fuerte, resistente, robusto con la capacidad de alimentarse de diferentes tipos de plantas y que también se movía en grandes grupos. Estas tres especies (Mamuts, caballos y bisontes) son los personajes principales de nuestra historia en la Morelia de hace 20,000 años.

¿Cómo sabemos su modo de vida?

La comparación con el modo de vida de sus parientes actuales y por la forma, el tamaño y composición química de los dientes de estas especies en otros sitios de México, nos dicen  que eran animales que solían vivir principalmente en zonas abiertas con grandes pastizales, partes arboladas o boscosas más cerradas y fuentes de agua permanentes, lo que nos lleva a pensar que en la Morelia de esos días, en la zona cercana a la actual Ciudad Universitaria existían cuerpos de agua, pastizales en las zonas bajas y bosques en la zonas altas, con una temperatura 6 u 8 grados menor que el promedio actual.

Los restos fósiles que nos aportan toda esta evidencia fueron encontrados en el campus de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, siendo una de las pocas universidades con restos fósiles. De hecho solo existe un caso más: el de Somosaguas en Madrid, España, por lo que el rescate, conservación y estudio son vitales para el entendimiento de la evolución del ambiente en esta área. Las investigaciones se realizan en el Laboratorio de Paleontología de la Facultad de Biología en colaboración con el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Universidad Nacional Autónoma de México y están encaminadas a conocer las inferencias del tipo de dieta y hábitat de estos individuos en particular.

La Dra. María Luisa García Zepeda es Profesora Investigadora de la Facultad de Biología del Laboratorio de Paleontología de la Facultad de Biología, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y El M.C. Alejandro Hiram Marín Leyva es Estudiante Pre-doctoral del Programa Institucional de Doctorado en Ciencias Biológicas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Realiza su investigación en el Laboratorio de Paleontología de la Facultad de Biología.

0
0
0
s2smodern