¿Embarazada? Relájate

Escrito por Gabriela Guzmán López y Mónica Fulgencio Juárez

El embarazo representa el periodo de formación y desarrollo de los diferentes sistemas y estructuras del bebé, conocido como desarrollo prenatal. Los tres primeros meses son la etapa más vulnerable, debido a que se presenta el máximo desarrollo, los seis meses posteriores dan lugar al proceso de crecimiento y madurez. Autores como Bernardo Krause, José Castro, Ricardo Uauy y Paola Casanello, en el 2016 describieron que en el desarrollo prenatal intervienen dos factores importantes: 

  1. La herencia que determina los rasgos, características y estructuras definidas
  2. El ambiente en el que se produce el desarrollo.

También se ha documentado que cuando la mujer embarazada se expone ante situaciones peligrosas del ambiente puede poner en peligro la vida propia y del bebé. Una de las situaciones que pone en riesgo la salud es el estrés. 

Efectos del estrés durante etapas tempranas del embarazo

El estrés es provocado por estímulos llamados agentes estresantes, pueden ser físicos, psicológicos y sociales, se refieren a casos o situaciones que tienen la potencialidad de alterar el organismo, generando respuestas psicológicas y fisiológicas como medidas de adaptación, las primeras son alteraciones en los pensamientos y las emociones, las segundas se refieren a alteraciones del sistema fisiológico. Biológicamente, los estímulos provocan la activación del sistema de respuesta al estrés llamado eje hipotálamo hipofisario adrenal (HHA), las principales estructuras que intervienen son el hipotálamo, el cual promueve la secreción de la hormona liberadora de corticotropina (CRH); la glándula pituitaria que promueve la secreción de adrenocorticotropina (ACTH) y finalmente el sistema adrenal que promueve la aparición del cortisol.

Esta última hormona es liberada por la mujer gestante bajo condiciones de estrés, produciendo alteraciones de desarrollo en el bebé, así como problemas de nacimiento y predisposición a desarrollar enfermedades cardiacas, problemas de conducta, problemas cognitivos y psicológicos en la edad adulta. 

¡Podríamos evitar el estrés!

La mujer se enfrenta a una gran cantidad de estímulos relacionados con el estrés durante la gestación, algunos de ellos son:

Riesgo obstétrico, que se presenta debido a problemas de salud en la mujer, por ingerir sustancias nocivas durante el embarazo, a caídas o golpes y también por factores hereditarios. El padecer depresión, disfunción social y ansiedad, así como el hecho de tener una pareja violenta, que abuse sexual, física, psicológica y económicamente, son situaciones de gran estrés.

Pero existen otros estímulos que pueden reducir los niveles de estrés: Si una mujer cuenta con el apoyo de la pareja, se siente apoyada en la realización de tareas y actividades. Además, si la mujer se siente satisfecha con la relación es menos probable que sufra estrés.

De igual manera, el contar con una familia en donde se sientan los lazos de apoyo, exista la oportunidad de expresar sentimientos, comunicar emociones y sentimientos, haya convivencia y pocos conflictos, representa un soporte emocional ante situaciones que podrían provocar estrés, reduciendo su impacto.

Por otro lado, existen características psicológicas que pueden favorecer la salud, a las cuales se les denomina habilidades de afrontamiento, que se refieren a la forma de resolver los problemas, el hecho de no evadirlos por el contrario hacerles frente, mediante el empleo de pensamientos o acciones, favorece la disminución de estrés.

 De igual manera, una mujer que cuenta con optimismo, sentido del humor, que dedica tiempo a prácticas espirituales (no necesariamente la religión), que se enfrenta a las situaciones difíciles con valor, que posee capacidad de perdonar, que ante situaciones problemáticas busca hacer uso de sus capacidades para resolver problemas, que posee vitalidad, que tiene sentido de justicia y lucha por ella, que es capaz de mantener la calma ante cualquier situación, que busca los medios para enfrentarse a las situaciones de la vida, que tiene la capacidad para resolver problemas, que es capaz de amar y dejarse amar, y que pude comprender otros puntos de vista, son elementos de protección contra las adversidades que pueden ayudar a enfrentar las situaciones estresantes de la vida.

Saber más

Aguirre, E. et al. 2016. Estrés prenatal y sus efectos: fundamentos para la prevención temprana en desarrollo infantil. Estudios públicos, 144, 7-29.

https://www.cepchile.cl/cep/site/artic/20170113/asocfile/20170113095631/rev144_eaguirre_otros.pdf 

Daneri, M. y Muzio R. 2012. Psicobiología del estrés. Universidad de Buenos Aires, Facultad de Piscología. 1, 1-26.

http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/090_comportamiento/material/tp_estres.pdf 

Hernández, M. 2012. Hormonas. Blog de divulgación sobre hormonas y otras moléculas. Con lenguaje sencillo y rigurosidad científica.

http://las-hormonas.blogspot.mx/2012/10/crh-cuando-voy-dar-luz.html 

Krause B.J. et al. 2016. Conceptos generales de epigenética: Proyecciones en pediatría. Revista Chilena De Pediatría, 87(1):4-10. http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062016000100002 

Sapolsky, R.M. 2008. ¿Por qué las cebras no tienen úlceras? La guía del estrés. España: Alianza Editorial.

https://es.scribd.com/doc/276602597/Sapolski-Por-Que-Las-Cebras-No-Tienen-Ulcera-La-Guia-Del-Estres 

Morton J.S. et al. 2016. El utero y los orígenes de la hipertension: mecanismos y objetivos de la terapia. Physiol Rev, 96 (2), 549-603.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26887677 

Gabriela Guzmán López es Licenciada en Psicología y Mónica Fulgencio Juárez es Doctora, Profesora e investigadora, ambas de la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Agradecimiento a CONACYT – FORDECYT – SICDET del Gobierno del estado de Michoacán, por el apoyo brindado. 

 

0
0
0
s2smodern