Las últimas gotas de miel

Escrito por Fernando Araujo-Mondragón y Rosario Redonda-Martínez

En años recientes se ha detonado una preocupación en varias regiones del mundo debido al excesivo uso de plaguicidas que ha cobrado la vida de millones de abejas a lo largo y ancho del planeta.

Sin embargo, éstas no mueren solamente por el uso de agroquímicos, sino también por otros factores como son, la destrucción de sus recursos alimenticios, el cambio climático, la gente las mata intencionalmente porque teme a ser atacada por ellas, además del mal manejo que realizan algunos apicultores, y que muchas veces propicía la dispersión de enfermedades y sobrexplotación de las colmenas.

Es importante resaltar que las abejas son vitales para cumplir con los procesos de polinización en diversas especies vegetales, lo cual conlleva además de la importancia en la producción de frutos y semillas, el mantenimiento del flujo y variación genética entre las poblaciones de una misma especie. Si bien es cierto que la polinización también ocurre por factores abióticos (viento y agua), la participación de distintas especies animales entre las que destacan aves, murciélagos e insectos, entre ellos las abejas, es por demás importante en el proceso de polinización cruzada. Ésta consiste en el trasporte de los granos de polen producidos en las anteras de una flor, al estigma de otra flor de la misma especie, pero en un individuo distinto del que produjo el polen. Para lograr exitosamente este proceso, las plantas atraen a los polinizadores mediante olores y colores; sin embargo, la recompensa más valiosa que ofrecen son: polen y néctar.

 

Las abejas, polinización y miel

Se sabe que las abejas son responsables de polinizar una gran cantidad de las plantas productoras de alimentos para los humanos en todo el mundo, por lo que la disminución de sus poblaciones y su probable desaparición es un tema alarmante que no debe tomarse a la ligera, en caso de ocurrir, esto propiciaría la disminución en la producción agrícola y con ello una escasez mundial de alimentos. 

Además del papel que desempañan como polinizadores, las abejas son una importante fuente de ingresos para los apicultores, aquéllas personas que desde tiempos remotos son responsables de su cuidado con el propósito de aprovechar la miel que generan, así como otros productos relacionados con su crianza y cuidado, entre éstos se encuentran el polen, la cera, los propóleos (mezclas de resina o savia que obtienen las abejas de diversas plantas, las cuales utilizan para sellar huecos y desinfectar la colmena, al combinarlos con cera) y la jalea real.

Sin embargo, la apicultura cada día se vuelve una actividad más complicada, pues los problemas que perjudican a las abejas, afectan también a los apicultores porque disminuyen las cosechas de miel, la cantidad de productos obtenidos de su crianza y cuidado, e incluso sufren la perdida de colonias enteras.

 

Riesgos en la producción de miel

Para producir miel, las abejas necesitan una fuente de alimento, ya sea polen o néctar, los cuales obtienen de las plantas melíferas que crecen en las zonas cercanas a los sitios donde están instalados los apiarios o colmenares, que son un conjunto de cajones de madera dentro de los cuales las abejas construyen panales para el desarrollo de sus crías, almacenar miel y polen.

La instalación de un apiario generalmente se realiza en función de la disponibilidad de recursos vegetales que existan en la región, ya sean plantas melíferas silvestres o cultivadas, pues con la abundancia y disponibilidad de recursos, se garantizan buenas cosechas. También se debe considerar la cercanía de una fuente de agua, el sitio deberá protegerlas del frío y fuertes corrientes de aire. Además, deberá ubicarse lejos de asentamientos humanos con el fin de evitar que la gente moleste a las abejas y éstas se defiendan, provocando picaduras a personas y animales; ya que muchas veces esto genera miedo en la gente y por ello las mata, sin tomar en cuenta la importancia que tienen en el mantenimiento ecológico de una región.

Plantas melíferas.- Son aquellas de las que las abejas aprovechan néctar y polen principalmente, aunque también se agrupan en esta categoría las especies vegetales de las que se obtienen propóleos. La flora melífera de una región incluye especies de distintas familias botánicas siendo las compuestas y las leguminosas las que más aprovechan las abejas. Es importante señalar que muchas de estas plantas son consideradas malezas por lo que lo que son destruidas con fines estéticos y de limpieza agrícola, sin tomar en cuenta que son una importante fuente de alimento no los solo para las abejas, sino también para otros polinizadores.

Plaguicidas.- En los últimos años, la agricultura se ha vuelto una amenaza para los polinizadores debido a que las nuevas técnicas usadas para elevar la producción, implican el uso excesivo de plaguicidas, los cuales no solo eliminan las plagas que afectan los cultivos, sino también a organismos benéficos como los polinizadores al entrar en contacto con ellos; entre las especies más afectadas están las abejas.

Herbicidas.- El uso de herbicidas también es preocupante ya que además de erradicar las plantas que crecen en los cultivos y arrebatarles una valiosa fuente de alimento a los polinizadores, también dañan la salud de las abejas y otros insectos; provocando la reducción de sus poblaciones y en el caso particular de las abejas, un decremento en la cantidad de los productos que se obtienen de su cuidado, afectando también las ganancias del sector apícola.

Es claro que la muerte de abejas se debe a diversos factores, no solo el uso de plaguicidas, herbicidas y agroquímicos en la agricultura; también influyen la pérdida acelerada de la vegetación, las enfermedades y el mal manejo que se les da a estos insectos. Por ello es necesario hacer conciencia entre la población para que no las maten y sobretodo en los agricultores, para que realicen prácticas agrícolas sustentables, ya que ellos también resultan beneficiados por la labor que realizan, pues al participar en la polinización cruzada, contribuyen a que exista variación en las plantas cultivadas y éstas sean resistentes a plagas, enfermedades o factores ambientales, sin necesidad de utilizar “n” cantidad de productos químicos.

 

Así que si te encuentras con una abeja en tu jardín o parcela no la molestes ¡déjala que realice su trabajo! 

 

 

 

Prado-García, A. (2005). Descubra el poder de la miel cocina, belleza y salud. 1ª. Ed., Buenos Aires; Grupo Imaginador de Ediciones. ISBN: 950-768-523-5-https://books.google.com.mx/books?id=smDfrUXTeoC&pg=PA1&lpg=PA1&dq=Descubra+el+poder+de+la+miel+cocina,+belleza+y+salud&source=bl&ots=-7jDM52Bc5&sig=XIMAzLmqRJzzhVxN_xH2eONf_8c&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwi-2_3lwOnXAhUKzmMKHR91AVYQ6AEIKzAA#v=onepage&q=Desc.

 

Kilama, R. (2014). El glifosato puede ser una de las causas del despoblamiento de las colmenas. Corona Apicultores Blog. http://coronaapicultores.blogspot.com/2014/10/el-glifosato-principal-componentedel.html

 

Roman, L. y Palma J. (2007). Árboles y arbustos tropicales nativos productores de néctar y polen en estado de Colima, México. Avances en Investigación Agropecuaria Universidad de Colima,11(3):3-24.

 

Root, A.I. (1984). ABC y XYZ de la Apicultura: Enciclopedia de la cria cientifica y paractica de las abejas. Buenos Aires: Hemisferio sur S.A. 772 p.

 

Fernando Araujo-Mondragón, Apicultor y Pasante de Ingeniería Ambiental del Instituto Tecnológico Superior de Pátzcuaro

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

D. en C. Rosario Redonda-Martínez es Investigador titular del Instituto de Ecología, A.C. Red de Diversidad Biológica del Occidente Mexicano, Centro Regional del Bajío

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault